sábado, 26 de abril de 2008

Triste y bajoneada

Ayer fue un día horrible. Yo me iba a trabajar como todos los días, bien arregladita, estrenando remerita y en la parada del colectivo, tres de la tarde, yo sola esperando, me robaron el celular, el reproductor de mp3 y 12 miserables pesos (lo único que tenía en la billetera porque afortunadamente le había dado dinero a mi vieja y sólo tenía eso porque era el único cambio que tenía, el resto eran billetes grandes que por supuesto no llevo en la billetera). Me vine a mi casa llorando.

Me dolió tanto el mp3. Celulares ya perdí mucho pero el mp3 era mi compañero de viaje, en el colectivo (aunque sólo sea un viaje de 15 minutos). Por suerte mi viejo me dijo que me iba a comprar uno nuevo.

Y hoy trabajo encima, qué raro, otra vez hasta la medianoche. Mañana día libre. Todos ocupados en mi casa menos yo. Pero ya estoy podrida de vivir encerrada en mi casa o en esa farmacia, así que mañana me voy a ir al cine. Quizás vaya a ver 2 días en París, de las películas en cartelera es una de las que me resulta más interesante.





En fin, ando medio bajoneada.

1 comentario:

Ludovico dijo...

Sé lo que se siente estar sin música. Así que lo del mp3 los siento muchísimo. Trata de tomar las cosas con calma, de estar bien , y de sonreir, que no pasa nada. Un abrazo inmenso